• Nuestro horario

    Días Laborables

    05:00 – Vigilias y oración
    07:00 – Eucaristía-Laúdes
    10:00 – Tercia
    13:00 – Sexta
    15:30 – Nona
    19:00 – Vísperas – Oración
    20:45 – Completas – Salve

    Domingos y Festivos

    05:00 – Vigilias y Oración
    08:00 – Laúdes
    11:30 – Eucaristía
    13:00 – Sexta
    15:30 – Nona
    18:30 – Exposición – Vísperas
    20:45 – Completas – Salve

    Primer Jueves de cada mes

    18:00 a 19:00 – Exposición del Stmo.
    Para pedir vocaciones

    Campana_Nueva

    La Orden del Cister

    El movimiento Monástico Cisterciense, nace en Francia a comienzos del S. XI (1098),
    Cuando un grupo de monjes del monasterio de Molesmes, abandona su comunidad para formar una nueva, en la localidad de Citeaux (Cister), al frente de ellos el Abad Roberto, pretende restaurar la Estricta Regla de San Benito de Nursia, que en el año 545 había fundado la orden de los Benedictinos. La nueva Orden se basa en los principios de abandonar todo signo externo de riqueza y en el propio trabajo para conseguir su subsistencia, será el famoso “Ora et Labora” que distinguirá a los monjes del Cister. El Abad Roberto es obligado por el Papa ( Urbano II) a regresar a Molesmes, y será sucesor, Alberico, el que consiga el reconocimiento de la Orden por el Papa Pascual II. Por último el tercer Abad, Esteban Harding , promulga la Carta de Caridad que recoge las normas por las que se regirán todas la comunidades de la Orden y funda las comunidades de la Ferté, Pontigny, Morimond, y Claraval, que serán las casas madres del resto de los cenobios Cistercienses posteriores. En 1113, comienza la expansión de la Orden en Francia. Será Bernardo de Claraval el que favorezca la expansión de la Orden, primero en Francia y posteriormente al resto de Europa. Así, a través de una larga tradición, los Cistercienses se remontan a la primitiva comunidad cristiana fundada por Jesús de Nazaret. Para ampliar mas el conocimiento de la Orden, ir a la página de la OCSO.



    Funda

    Nosotras

    Lectio Divina

    Lectio Divina

    Liturgia (Opus-dei)

    Liturgia (Opus-dei)

    Soledad y Silencio

    Soledad y Silencio

    "El nivel mas profundo de comunicación, no es comunicación sino comunión, y en este nivel no hay palabras."

    Thomas Merton

    Nuestros Valores

    Fraternidad

    Fraternidad

    El amor fraterno gratuito y la comunión entre las hermanas son la esencia de la fraternidad; somos llamadas y convocadas a buscar a Dios a experimentar su amor a vivir en presencia de su misterio y a expresar su compromiso en un estilo evangélico, como piedras vivas en que Dios habita, que van encajando en su sitio en gracia y caridad

    El Magisterio de la comunidad

    El Magisterio de la comunidad

    Nace de la conciencia de que la comunidad es el lugar en que Dios habita y en el que el Espíritu Santo habla a la Iglesia, el lugar en que se verifica la consistencia de mi vocación y de mi propia identidad de persona. Viviendo la relación fraterna con las hermanas, como búsqueda constante de una comunión de la que recibo la vida, el llamamiento a la verdad de mi persona y a la autenticidad de mi permanencia a la casa. Una relación que es afecto, que sabe valorar y positivizar el aporte que recibo de cada una, por mi bien, como por el bien de la comunidad. Una relación que incrementa la fidelidad, la confianza mutua, la esperanza común, y engendra hábitos de verdadera humanidad. Aquí se inscribe el problema de la integración fraterna y generacional: La pasión de querer crecer juntas como cuerpo del Señor. Aquí se sitúa el empeño por una colaboración cordial, una voluntad de dialogo, una consciencia de corresponsabilidad. Asumiendo la tradición de la casa y de la Orden, como el surco del agradecimiento, en el que fluye la vida que es historia, que es gracia, que es futuro. (Madre Cristiana Piccardo. OCSO). ¡Bienaventurados los que viven en unanimidad y tienen un alma sola, Ya participan y se gozaran sin medida en la Trinidad del Único Dios!. ( Dom Bernardo Olivera (OCSO).

    Liturgia de las horas

    Liturgia de las horas

    Nada se anteponga a la Obra de Dios. Por ello la comunidad celebra la liturgia de las horas, que cumple, en unión con la Iglesia, la función sacerdotal de Cristo, ofreciendo a Dios, un sacrificio de alabanza e intercediendo por la salvación de todo el mundo, C. 19. “Pero la fuente y la cumbre está en la Eucaristía: sacrificio, banquete, memorial y presencia. Lo comemos para ser por él comidos. De muchas semillas que somos nos convierte El en un solo pan, el de su Cuerpo. Cuando bebemos su Sangre recibimos amor incorruptible.” Y en la liturgia en general es donde somos mas plena y perfectamente monjas, porque en ellas vivimos mas plenamente nuestra vida en Cristo, encontrando a Aquel a quien hemos venido a buscar, sometiéndonos, en El y con El a la voluntad del Padre.

    Lectio Divina

    Lectio Divina

    La Lectio Divina es “lectura de Dios” con ojos de hijo con oídos de esposa, con corazón de Iglesia. En cuanto escuela de contemplación prepara, ahonda y prolonga la Obra de Dios. La lectio sin oratio no es divina. “Bienaventurados los que viven a la escucha de la Palabra, ¡Yo soy y seré para ellos eterna respuesta!”

    El silencio

    El silencio

    El silencio se considera como uno de los valores más peculiares de la Orden; asegura al monje la soledad en la comunidad; favorece el recuerdo de Dios y la comunión fraterna; abre la mente a las inspiraciones del Espíritu Santo; estimula la atención del corazón y la oración solitaria con Dios. De ahí la necesidad del silencio monástico, de modo que la monja sea “diligente para escuchar y tarda para hablar” (Sant.1,19 )

    El trabajo en la comunidad

    El trabajo en la comunidad

    El trabajo sobre todo el manual ofrece a la monja ocasión de participar en la obra divina de la creación y restauración, procura la subsistencia a las hermanas y a otras personas, especialmente a los pobres, es una forma de ayudar al desarrollo y madurez de la persona

    La acogida de los huéspedes

    La acogida de los huéspedes

    Todos los monasterios según tiempos y lugares mantengan la tradición de recibir a los huéspedes y a los necesitados como a Cristo. Las hermanas recibirán con bondad y reverencia a todos aquellos que la divina Providencia guía al Monasterio, sin que este servicio perturbe la quietud monástica. La comunidad debe ayudar a quienes van al Monasterio buscando una oración mas profunda. Por providencia de Dios, los monasterios son lugares santos, no solo para quienes participan de la misma fe, sino para todos los hombres de buena voluntad.

    Noticias

    Domingo de la Santísima Trinidad. Celebramos también el día del Pro Orantibus

    Sumergirse en el Amor del Padre, que nos creo, en el Hijo, que nos redimió y en el Espíritu que nos santifica. y con el corazón lleno de su amor: Repitamos : Dios mio, Trinidad a quien adoro. En la jornada de los contemplativos que son lamparas de luz para esta humanidad, sigamos rezando todos y pidiendo vocaciones, para que no falte a la Iglesia este carisma.

    Domingo de Pentecostes

    ¡ Si conocieras el don de Dios ! Don del Dios altísimo, que es  Cristo Jesús que se prolonga y complementa en el Espíritu Santo que es gracia excesiva de la Gracia. Es aliento de Dios para que Cristo Don se quede cercano y amigo, viviendo en los hombres y con los hombres. ¡ Aleluya ! ¡Aleluya!  ¡ Aleluya !

    Día de la Ascensión

    Con la Ascensión del Señor, comienza el tiempo de la Iglesia, el tiempo de los discípulos de Jesús,  todos nosotros somos testigos de lo que hemos visto y conocido de Jesús, llevándolo a todos los rincones de nuestro mundo tan necesitado de esa Buena Nueva que es el mensaje de Jesús lleno de esperanza. Miramos al cielo para fortalecer nuestra presencia en la tierra. Seamos testigos para este mundo tan falto de alegría y esperanza. Vivamos unidos a María esperando la venida del Espíritu, para que fortalezca nuestra misión.

    Domingo VI de Pascua

    Todos los cristianos estamos llamados por Cristo a ser el “fermento”, la luz y la sal del mundo para poner amor donde hay odio; para poner paz donde hay violencia; para poner solidaridad donde hay egoísmo. Hagamos todo por amor nada hagamos por fuerza, solo el amor queda. Ama a tus hermanos y Dios te amará a ti , esto quiere y nos manda el Señor: AMA , AMA.

    Quinto domingo de Pascua

    En el tiempo Pascual se nos va mostrando la grandeza del misterio de Dios. Descubrir a Jesús como camino, verdad y vida significa entrar en un ruta nueva, distinta de la que nos ofrece nuestra sociedad, donde la gratuidad del servicio adquiere un valor fundamental. El Amor del que nos habla Jesús y del que Él es nuestro ejemplo, es de servicio y generosidad, como seña e identidad de los seguidores de Jesús.

    Cuarto Domingo de Pascua “del buen Pastor”

    El Pastor Vivo da Vida: Silvanos tus alegres canciones que motivan, que nadie nos impida oír tu llamada, llévanos por tus caminos preferidos, condúcenos a los pastos que alimentan y a las fuentes que refrescan y da a los jóvenes la fortaleza necesaria para seguir tus pasos en la vocación a la que nos llama.

    Oremos hoy por la vocaciones, que tanto necesita  el pueblo de Dios.

    ¡ Jóvenes ! hoy Jesús el Buen Pastor  os necesita y os llama. Sed valientes, os esperamos.

     

    Domingo III de Pascua

    En el silencio del claustro de nuestro monasterio de Santa María la Real de Arévalo , nos encontramos con las manos del Resucitado que nos hace esta invitación.

    Las manos del Resucitado: Las manos de la Pascua  lucirán las joyas de la sangre y de los clavos, alianza de amistad inigualable, quilates de un amor que se ha entregado.   ¡ Señor Jesús ! haz que te reconozcamos siguiendo tus mismos pasos.

    Llamada vocacional

    Bienvenidas todas las jóvenes que sintáis inquietud por seguir a Cristo.
    Os ofrecemos un lugar de silencio y soledad para escuchar el susurro de Su llamada. Cuando Dios te elige, posteriormente te sigue, te persigue Y te consigue.¡Animo no tengáis miedo a su llamada! Venid y veréis. La Iglesia necesita de vuestra juventud. Y Cristo y solo El os puede dar la verdadera felicidad.

    Si quieres conocer el amor VEN, en el silencio se escucha mejor a quien mejor ama.

    “Me has seducido Yahveh y me deje seducir
    Me has agarrado y me has podido” – Jr. 20-7

    Testimonios

    Información de contacto

    Información de contacto








  • pattiwplk